Gestión

6.jul.2009 / 05:22 pm

Reunidos en el Salón de Usos Múltiples.

p1360740.jpgEl dirigente comunitario de la parroquia La Puerta, Omar Álvarez, coordinó al lado, de algunos jefes de departamentos de la Alcaldía Comunitaria Bolivariana de Valera, una reunión con el alcalde del municipio, profesor Temístocles Cabezas Morales, para dialogar en relación con la organización y reubicación de los vendedores de comida rápida, verduleros y fruteros del sector.

La actividad se llevó a cabo, en el Salón de Usos Múltiples de esa localidad turística, donde intervinieron la jefe del Departamento de Bebidas Alcohólicas, licenciada Miguelina Tedesco; el coordinador de Prevención y Control de Pérdidas (PCP), comandante José Enrique Bracho; el jefe de Mercados Municipales, licenciado  Luís Méndez; y el asesor político, arquitecto Leonardo Monsalve.

Señaló Omar Álvarez, que la convocatoria sirvió para establecer parámetros, en la reorganización y estructuración de las normativas y ordenanzas de la parroquia, las cuales lograrán rescatar los espacios públicos que los ciudadanos se merecen.

La idea es que se generen propuestas de las mismas bases, de los propios trabajadores de la economía informal, y los artesanos que tienen vida activa en la población. De ahí la importancia de realizar un censo, para saber la cantidad exacta de trabajadores que existen en el perímetro, y no permitir extraños, que se aprovechan de las temporadas altas para ofertar sus productos.

Armonía

En base a estos resultados, se crearán mesas técnicas de planificación, tanto en la parte urbana de la Alcaldía, y de los espacios públicos de la parroquia, para que se diseñen proyectos acorde con el ambiente, el turismo, y la agricultura.

p1360738.jpgOtra idea que surgió del dialogo, fue carnetizar a las personas que tienen tiempo trabajando en sus espacios, para que no vengan personas ajenas y se aprovechen de la plaza que los comerciantes ya han dado a conocer.

También se escuchó la propuesta de que los vendedores posean un chaleco de determinado color, y de acuerdo con los productos que expenden. Esto es con la finalidad, de que el trabajador sea identificado con facilidad, y sea ubicado en el espacio que le corresponda.

Filtro

Esto ayudaría, que la seguridad reine en los espacios de trabajo y en todo el poblado, porque daría la oportunidad de identificar a los verdaderos trabajadores, separándolos de aquellos que se infiltran entre los comerciantes para cometer sus fechorías.

Por otra parte, la Policía Comunal, o la Policía Turística, sería una respuesta contundente, contra la inseguridad, que pueda surgir en estos lugares tan concurridos por propios y foráneos.

En todo caso, con el tiempo lo que se quiere, es dejar las calles del poblado, libres de todo tipo de vendedores ambulantes, porque lo se busca es darle una cara bonita, de la cual todos se sientan orgullosos.

El poblado de La Puerta, según el líder comunitario, no tiene nada que envidiarle a ningún poblado de Europa, ya que cuenta con varios factores que la hacen imprescindible para descansar. Posee montañas exuberantes la cual la hace sumamente atractiva. Un clima agradable, gente honesta, y un gran alcalde que tiene  buenos y grandes proyectos que pronto hará realidad.

Tarzán Júnior Hernández/CNP 11.141

Prensa Alcaldía

Gráficas: Alberto Briceño