Gestión

10.ene.2011 / 10:04 am

rodrigo-cabezas4-540x418Prensa PSUV.- Conforme a los estatutos del Partidos Socialista Unido de Venezuela (PSUV), La Dirección Nacional del partido decidió constituir el Tribunal Disciplinario de la organización, una instancia encargada de sancionar a aquellos militantes que incumplan con sus deberes formales dentro de la tolda o realice alguna acción que acarree algún perjuicio contra el partido.

El Tribunal Disciplinario, de acuerdo con el artículo 4 de los estatutos, “es un órgano del partido compuesto por 5 militantes de reconocida solvencia ética, moral y política, que serán seleccionados por la Dirección Nacional”, instancia que escogió a Héctor Navarro para que la coordine, así como a Erika Farías, María Cristina Iglesias, Blanca Eekhout y Vanessa Davies.

La información la suministró Rodrigo Cabezas, integrante de la Dirección Nacional del PSUV, en la rueda de prensa acostumbrada de comienzos de semana. “Como verán ustedes una súper mayoría de mujeres en el Tribunal Disciplinario del partido”, expresó risueño Cabezas, quien agregó: “La mujeres son mayoría”.

Los estatutos del Partido están a la disposición de los y las militantes en el extremo superior derecho de la página web de la organización, justamente en la sección denominada Plan de Acción.

Consenso en las universidades

El Presidente del Parlamento Latinoamericano anunció que la Asamblea Nacional recibirá del Ejecutivo Nacional el veto de la Ley de Educación Universitaria que remite el Presidente de la República en el ejerció de sus funciones. “Eso significa un acto democrático”, dijo.

El PSUV se desplegará en todo país, según señaló Cabezas, para promover la discusión del texto entre los integrantes de la comunidad universitaria y aspira que haya un amplio consenso entre todos los sectores.

“Vamos a tratar de vencer con los argumentos, con el debate teórico y científico, toda una fuerza de conservación en las universidades que evitan, a todo trance, cualquier intento de transformación universitaria, que son una especie de coso cerrado a la universidades”, apuntó.

El Dirigente político considera pertinente que se discuta el control sobre el Presupuesto Universitario, también sobre la democracia universitaria y elementos relacionados con la autonomía, que a juicio de Cabezas deben preservarse.

“Al final, la Ley que aprobemos en el contexto de un amplio consenso es obvio que ratificará que quien será elegido rector o vicerrector de una universidad será elegida no por una bancada política sino toda la comunidad universitaria. Por allí comienza la autonomía universitaria”, afirmó.