Gestión

26.ene.2011 / 05:03 pm

En la Catedral de Trujillo.

***Los presentes tuvieron la alegría de observar al Gobernador del Estado, Hugo Cabezas Bracamonte, y al alcalde de Valera, profesor Temístocles Cabezas Morales, darse el abrazo de la paz como buenos hermanos y militantes del proceso revolucionario.

OLYMPUS DIGITAL CAMERAEl día central de la Virgen de la Paz fue celebrado en la Catedral del estado Trujillo, por el Gobernador de la entidad, Hugo Cabezas Bracamonte y el alcalde socialista del municipio Valera, profesor Temístocles Cabezas Morales, junto con diversas autoridades regionales y municipales, que se dieron cita en el templo para participar en una solemne misa en honor de la inmaculada madre de Dios.

Con el acto se estaban solemnizando la 382 fiestas de la Patrona del estado Trujillo, la cual pasa a ser ahora en adelante -día regional- su conmemoración, a través de decreto emanado por el Ejecutivo Regional.

La ceremonia comenzó con alabanzas a Dios y a la Virgen de la Paz, donde resaltaba el estruendo de los cohetones que los feligreses lanzaban al aire, y el sonido de la banda de música, que interpretaron diversas melodías para alegrar el acto, y a la gran congregación de devotos que acudieron a la actividad.

Los cantos y aplausos a la imagen de la virgen no se hicieron esperar, en una Catedral fastuosamente adornada, donde los parroquianos expresaban a viva voz su alta devoción a la divina protectora, mientras esperaban la homilía del obispo Vicente Ramón Hernández Peña, quien fue acompañado de Monseñor José Luis Azuaje, obispo de San Carlos, El Vigía.

En la misa ofrecida por el obispo José Luís Azuaje, resaltó en diversas oportunidades, que la búsqueda de la paz es tarea de todos y de cada uno de los gobernantes de turno, los cuales tienen en sus hombros la gran responsabilidad de conducir los destinos del Estado y de los Municipios.

Oficios

“Estoy aquí con suma alegría en el corazón, porque he aceptado participar en esta invitación de tan loable fecha histórica, dado que la Virgen de la Paz los ha acompañado desde hace más de 400 años a los pueblos de ésta diócesis”, dijo el sacerdote.

Enfatizó que la Virgen debe ser enaltecida, no sólo por su capacidad de escuchar nuestros ruegos, sino por valores íntimos al servicio de Dios y a los hombres.

De igual modo señaló, que la Santísima ha estado presente hasta en nuestra historia, ya que gracias a ella y a su intervención fue fundada la ciudad de Trujillo. “En la época de fundación de la ciudad no eran apacibles los hombres y la paz no era el valor primario de ese tiempo. La Virgen consiguió la paz, y es por eso, que la búsqueda de la paz es tarea de todos los hombres. La paz debe ser un estado de actitud de la vida, que corra al encuentro de la hospitalidad, del noble trato y de la tolerancia del otro aunque posea diferencia con nosotros”, sentenció el prelado.

Es bueno señalar, que los presentes que estuvieron en los actos en distinción a la Virgen de la Paz, tuvieron la grata oportunidad de observar al gobernador del estado, Hugo Cabezas Bracamonte, y al alcalde de Valera, profesor Temístocles Cabezas Morales, darse el abrazo de la paz como buenos hermanos, luego que concluyó la grandilocuente ceremonia en honor a la Patrona.

Tarzán Júnior Hernández/CNP 11.141

Prensa Alcaldía

Gráficas: Reinaldo Carreño