Gestión

3.feb.2011 / 04:18 pm

El Gobierno Municipal rescata las tradiciones

***Niños, niñas, adolescentes, cantores populares, el alcalde de la ciudad en compañía de los trabajadores del Palacio Municipal, pasearon al Niño Jesús por el centro de la ciudad.

OLYMPUS DIGITAL CAMERAEntre versos aguinalderos, los trabajadores de la Alcaldía Comunitaria Bolivariana de Valera, pasearon al Niño Jesús por los alrededores del casco central de la ciudad.

Desde las 3:00 de la tarde, la gran mayoría de los departamentos dispusieron de una hora, para acompañar el santo rosario luego del paseo, por la calle 7, avenida 10, calle 9 y hasta la avenida 11, planta principal del Palacio Municipal.

Miembros del Departamento de Patrimonio Cultural, fueron los encargados de entonar los versos alusivos al paseo del Niño, durante el recorrido por el sector comercial de la ciudad, diversos empleados y encargados de tiendas le saludaron respetuosamente al igual que los sacerdotes de la Iglesia San Juan Bautista.

Los niños

Además de ello, la representación de la Virgen María, San José, los 3 Reyes Magos y las pastorcitas, estuvo a cargo de niños y niñas valeranos participantes de los talleres recreativos que efectúa la institución; para que así no se pierda la tradición religiosa y mantener viva la fe y amor familiar.

Por su parte, la devoción al Santo Rosario se realizó entre los presentes a la entrada de la municipalidad, Luís Reyes de la parroquia San Pedro, dirigió la hora de oración.

El alcalde socialista Temístocles Cabezas Morales, comentó acerca de la importancia para los cristianos la celebración anual por la llegada del Niño Dios, una tradición de más de 2 mil años que nos hace reflexionar sobre el amor de Dios y la misericordia que nos tiene.

Febrero

“Para los andinos, el 2 de febrero con el Día de La Candelaria se empieza a quitar el pesebre y los adornos de nuestros hogares, después de las paraduras y paseos del Niño Dios, no sin antes haber llenado el alma de amor, sueños y deseos de seguir adelante luchando por el país y el mundo”, expresó el corregidor.

Como el rito establece, se nombró un padrino y quien más que el alcalde Cabezas Morales, por ello, dio gracias a Dios por todas las cosas que se ha logrado para esta tierra de Mercedes Díaz y pidió salud para todos los compañeros y bendiciones para los compañeros que están en la Gloria Eterna.

“Que no mueran las tradiciones bonitas, las que nos enseñaron nuestros padres y las que engrandecen el alma de los hombres y que este año la tolerancia, paz y trabajo nos llene la vida”, apuntó Cabezas Morales.

Patricia Araujo

Gráficas: Reinaldo Carreño

prensalcaldiavalera@gmail.com