Gestión

10.oct.2016 / 08:52 pm

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

El relato que las líneas de Don Luis González, cronista de Valera, dibuja en su libro “Trujillo Sombra Iluminada” nos remite a 1808 para recordarnos que lo que hoy se levanta como todo el plano de la ciudad de Valera era sólo montaña. La primera hacienda que se fundó fue la de “Don Domingo”, conocida en la actualidad como parroquia San Luis.

Yoerli Viloria/ECS.-

A cuatro años de celebrarse el bicentenario de la urbe es propicio recordar que Valera no nació con los ceremoniales que acostumbraban los españoles para fundar pueblos y ciudades, según expone el mismo cronista, “Valera nació bajo el alero poderoso de la formación por el trabajo”. El pilar económico de la que hoy es calificada como la ciudad comercial de la entidad, es el resultado del trabajo duro de criollos negros esclavos, zambos libertos y de pardos.

A 196 años de la fundación de la Ciudad de las Siete Colinas y en la espera de la celebración de su aniversario número 200, Valera muestra más pena que gloria producto del abandono, las gestiones que han hecho gala del poder en ella, las obras prometidas e inconclusas se cuentan dentro de la problemática que la embarga en la actualidad.

A propósito de la celebración del 80 aniversario del Liceo “Rafael Rangel” y la concentración “ciudadana de altísima calidad” que propició el reencuentro de varias generaciones de egresados de la institución, pulsamos la opinión de los “rangelianos por siempre” sobre sus ideas para Valera en el marco del venidero bicentenario. Una mancheta que esta casa editorial publicó el pasado sábado apuesta por la fuerza transformadora de los rangelianos como motor fundamental en el 200 aniversario de la ciudad.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Testimonios

Ernesto Rosales,“El Liceo Rafael Rangel debería ser el pivote de todo lo que debe hacerse en Valera. Desde hace tiempo estamos pensando en la Valera del bicentenario, donde se ha planteado la necesidad de construir una serie de obras fundamentales para el desarrollo de la ciudad, entre ellas la construcción de un nuevo acueducto para Valera, un acueducto integral con almacenamiento y donde no sea necesario máquinas electromecánicas sino que todo sea por gravedad; y sobre todo tratar las cuencas de los ríos. De igual manera tenemos otros proyectos para la vialidad interna y entre municipios cercanos, encausar el transporte público y hemos hablado de cuatro mini terminales donde, incluso, pueden alojarse algunos buhoneros”.

Francisco “Morocho” González, “Valera debería llegar a su bicentenario con otro rostro, hemos venido promoviendo desde hace siete años que se conforme la comisión para el bicentenario, pero los gobernantes se han hecho oídos sordos, sin embargo el Centro de Ingenieros, Acoinva y la UVM hemos tenido conversaciones para que la ciudad no llegue huérfana a sus 200 años. Lo primero es que debe terminar la improvisación de la ciudad, tiene que tener un plan de desarrollo económico y social, además de los planes de ordenación urbanística, movilidad urbana, espacios públicos, competitividad y emprendimiento. Planes para que la ciudad no siga improvisándose y siendo una ciudad desordenada como lo es actualmente. Y que se asuman los grandes proyectos”.

Marlene Briceño, “La mancheta que publicó el DLA sin duda nos ha tocado fuerte el sentimiento rangeliano, nos recuerda nuestro compromiso con Valera. Queremos rescatar la querencia por la ciudad porque pareciera que sus habitantes están olvidando quererla. Desde el Ateneo de Valera –hace ya bastantes años- y junto al arquitecto Reinaldo Parilli y otro grupo, se presentó al Concejo Municipal unos proyectos para hacer un boulevard cultural alrededor del Liceo ‘Rafael Rangel’ y la escuela Eloísa Fonseca que ya va a cumplir 100 años, sería un gran regalo para Valera. Hasta lo he soñado, un boulevard hermoso con faroles con espacios para caminerías y jardines donde se puedan hacer ferias artesanales y exposiciones culturales.

Nelson Monreal, “Los encuentros rangelianos son muy importantes porque precisamente llegan personas de otros estados y hasta de fuera del país que pueden ayudar a articular y gestionar ideas para el desarrollo de la ciudad. Debemos empezar desde ahora a contribuir con crear la infraestructura que queremos. Yo pienso en grande, el aerobús sería una obra importante que ayudaría a desarrollar la vialidad y es más económico que hacer un metro, conectaría a Escuque y Carvajal con Valera. De igual manera la construcción de la perimetral Este, un verdadero mercado municipal como el que tiene Mérida, un buen terminal nacional y otro urbano y por supuesto un mercado para reubicar a los comerciantes informales”.

Miguel Gutiérrez, “No se puede concebir la conmemoración del Bicentenario de Valera sin la presencia y colaboración del Liceo “Rafael Rangel” y su gente. Hace año y medio estamos intentando hacer un grupo promotor para esa fecha. Debemos prepararnos con proyectos urbanos y económicos para llegar a esa fecha con una mejor Valera, para hacer de la ciudad el epicentro de toda la región andina. Una de las edificaciones que se ha convertido en la frustración más grande de la ciudad es el edificio que está al lado del Ateneo, abandonado y tomado por indigentes. Eso es una expresión de cómo en los últimos años hemos descuidado lo que es el desarrollo cultural y humano de Valera. Desde hoy debemos impulsar ese sentimiento rangeliano hacia el bicentenario de Valera”.

Temístocles Cabezas, “Valera tiene que ser un ensueño y pensarse como algo hermoso. Nosotros dejamos con el ingeniero Rosales un proyecto que contempla la circunvalación de la ciudad y comprende la avenida Bolívar, pasa por encima del cementerio y se enlaza con la Bicentenaria para descongestionar la ciudad, así como la Cota Mil en Caracas. Se debe conformar una comisión sin distingo de colores políticos para rescatar esos proyectos, porque Valera es la novia de Venezuela. En las políticas orientadas hacia la vivienda priorizar un plan donde se puedan mejorar todas las viviendas que se tengan en las periferias de la ciudad para -además de embellecer al municipio- mejorarle las condiciones de vida a los ciudadanos”.

Fuente: www.diariodelosandes.com