Gestión

25.ene.2017 / 07:44 am

Se dignifica la lucha popular

con prieto

El profesor Temístocles cabezas Morales propone llevar los restos del maestro Prieto al Panteón Nacional.

 

***El profesor Temístocles Cabezas Morales, ex alcalde socialista del municipio Valera, en nombre de la dignidad latinoamericana de la Educación, pide llevar los restos del maestro Luís Beltrán Prieto Figueroa al templo de los inmortales. “Todavía faltan otros ilustres por recibir este reconocimiento y el Presidente Maduro cumplirá”, comentó.

Especial/Valera/CNP 9583

Gráfica: Archivo

Como un acto de reivindicación revolucionaria y de nuestra propia historia contemporánea con el líder de la resistencia contra la dictadura de Marcos Pérez Jiménez, considera el profesor universitario y ex alcalde socialista del municipio Valera, profesor Temístocles Cabezas Morales, el traslado de los restos del periodista, luchador social y digno ciudadano trujillano Fabricio Ojeda al Panteón Nacional.

El militante del Partido Socialista unido de Venezuela (PSUV) considera que este hecho reivindica la trujillanidad, por cuanto el insigne defensor de las causas justas, nació en la localidad de Boconó el 6 de febrero de 1929, donde cimentó su ideal revolucionario al calor de las luchas estudiantiles y su participación política en la organización Unión Republicana Democrática (URD) y en la Junta Patriótica.

“Fabricio (Ojeda) fue un fiel luchador contra el dictador Pérez Jiménez a quien enfrentó desde la clandestinidad junto con otros militantes comunistas y de partidos que se alinearon contra el tirano, lo cual lo catapultó ese mismo año -1958- a ganar la diputación al Congreso Nacional por el Distrito Federal”, recordó el docente universitario.

fabricio

Honor y gloria

En palabras del profesor Cabezas Morales se ha hecho honor al patriota, al periodista, al guerrero de mil batallas, que desde el punto de vista historiográfico marcó una etapa en el devenir de la Patria, por cuanto fue detonante de los hechos acaecidos el 23 de enero de 1958 que cambiaron la historia de Venezuela, con el derrocamiento de la dictadura, este fue un acto de valentía de nuestro Presidente Maduro con nuestra propia historia actual.

Por ello, “podemos afirmar con mucho orgullo que este hecho reivindica la trujillanidad porque se trata de un hijo de esta tierra andina que en su andar dejó una huella indeleble de lucha, justicia, dignidad y amor por nuestras raíces bolivarianas, revolucionarias y de batalla constante por la inclusión, la unión y el respeto por nuestra identidad como pueblo”.

En razón de lo anterior, tomamos las palabras del Presidente Nicolás Maduro Moros, -este lunes 23 de enero- en el templo de los inmortales, al destacar las cualidades de Fabricio Ojeda, “ha entrado hoy al Panteón Nacional por sus propios méritos de luchador, como patriota, como joven eterno”. Por eso, hoy más que nunca esa irreverencia está vigente en nuestra juventud.

De tal manera, -señala el investigador- que esta cita con la historia nos acerca aún más a la personalidad de este Ilustre Hijo trujillano, que con su impronta de hombre batallador entregado a la causa patriótica, no dejó dudas de los valores que forjó al lado de otros prominentes líderes revolucionarios como el actual embajador de Venezuela en Cuba, Alí Rodríguez Araque y el reconocido periodista José Vicente Rangel.

honor y gloria

Líder

Del mismo modo, el peseuvista sostiene que así como se hizo justicia con la memoria de Fabricio Ojeda, hay una deuda pendiente con otros notables personajes de la Venezuela contemporánea y por solo mencionar a uno de ellos, es oportuno citar al Maestro de la dignidad Latinoamericana Luís Beltrán Prieto Figueroa, un mártir de la educación venezolana que debe reposar en el Panteón Nacional.

“Desde estas tierras andinas, con el más profundo respeto y fervor patriótico y en función de honrar a un adalid de las luchas magisteriales, proponemos el nombre del Maestro Prieto para que se incluya entre los que pueden recibir este honor más adelante, porque reúne los méritos suficientes de ética, moral y ejemplo para las nuevas generaciones”, apreció Cabezas Morales. “Estamos seguros que el Presidente Maduro cumplirá”.

En nombre –remarca el historiador- de la dignidad latinoamericana de la Educación, elevamos nuestra propuesta de llevar los restos del Maestro Prieto Figueroa al Panteón Nacional, por sus invalorables cualidades como educador, filósofo, abogado, psicólogo, poeta y defensor del magisterio venezolano al que representó en sus luchas reivindicativas, en la seguridad que nuestro Presidente Nicolás Maduro estudiará esta posibilidad.

El Maestro Prieto fue pieza fundamental para la creación del INCE en 1959 y promovió la “educación social” o “pedagogía social” a través de la enseñanza en la escuela primaria, nativo de La Asunción, estado Nueva Esparta, el 14 de marzo de 1902 y en la capital forjó su carrera profesional en la UCV, la que alternó con la actividad política ocupando diversos cargos públicos.

Esta es otra tarea pendiente y una deuda que hay que saldar con la historia, toda vez, que no se puede dejar pasar por alto el aporte de este hombre visionario a la educación venezolano, a la que se consagró en cuerpo y alma, como uno de sus más grandes exponentes y en cada uno de sus actos, siempre tuvo presente al hecho educativo como una razón social.

Preciso es el momento en que llega Fabricio Ojeda al Panteón Nacional para pedir que el Maestro Prieto, también acompañe a nuestros Ilustres Compatriotas en tan noble sitial de la historia de la venezolanidad.

@juntosporvalera