Gestión

7.feb.2017 / 07:56 am

***Prof. Temístocles Cabezas Morales. Mito 4F

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

“SALUDOS CAMARADAS, COMPATRIOTAS, COMBATIENTES, COMPAÑEROS DE LUCHA DEL PUEBLO VENEZOLANO…”

EL 4F EN LA HISTORIA: Una rebelión cívico militar por la dignidad hoy mas vigente que nunca!!!

“El huracán que desencadenó nuestra rebelión aquel 4 de febrero de 1992 es el mismo que nos ha traído hasta aquí: es el pueblo heroico de Venezuela y su gesta emancipadora de 200 años”… LÍNEAS DE CHÁVEZ  2010

La Historia contada por uno de sus protagonistas…

Permítanme hacer algunas reflexiones que nos aproximen a establecer nuestra visión de la Rebelión Cívico Militar desde nuestra óptica como militantes del proceso revolucionario que internalizaron los Comandante y soldados de la dignidad.

El 4F es un acto ético-político liberador, en el sentido que permite la
insurgencia de los actores subalternizados (excluidos) históricamente
por la conciliación capitalista del Pacto de Punto Fijo.

El 4F representa el acumulado de frustraciones ante la no resolución de los problemas históricos en relativos a la participación, la igualdad y el
derecho a la propiedad, siendo estos los tres elementos esenciales del
discurso emancipador del siglo XIX y que fueron traicionados por la
“república Liberal” instituida desde 1830.

La insurgencia del 4F legitima la violencia de los subordinados y excluidos contra los dominadores y subyugadores históricos del Estado democrático-liberal institucionalizado desde 1958, por eso a pesar de lo cruento que fue el acto mismo, permitió surgir simpatías del colectivo-pueblo que se vio representado en Chávez.

La identificación de Chávez con ese pueblo, es posible por el hecho que Chávez es un excluido histórico en sí mismo. Es un zambo (afrodescendiente e indígena), campesino que asciende socialmente, a través de su condición de militar, pero no olvida las formas de dominación que prevalecen en la sociedad venezolana del siglo XX, que tiene en la exclusión, la desigualdad y la explotación: sus formas esenciales.

Esa condición  de sujeto subordinado, que asume responsabilidad y que levanta la voz de los invisibilizados y dominados, permite la extensión de su ejemplo
y crea la base moral y ética del proyecto bolivariano relanzado, para
diferenciarlo de aquel dibujado en el siglo XIX.

El valor ético-político liberador de la propuesta de Chávez es lo que permite
después del 4F y a partir del triunfo electoral de 1998, construir un
nuevo proyecto bolivariano liberador, tan continental, tan permanente,
como el planteado por Bolívar, cuestión que el Imperialismo no ve con buenos ojos y arremete contra el Proceso Bolivariano, tanto de ayer cuando lo dirigió el Comandante Chávez y hoy dirigido por el Presidente chavista Nicolás Maduro Moro, utilizando a sus aliados a lo interno de la derecha apátrida con sus guarimbas y mentiras electoreras como sucedió con las elecciones del 6D.

Afirmo entonces que la tarea quedo inconclusa y para evitar su relevamiento por la derecha endógena, ortodoxa, dogmática, clientelar, burocrática que co-existe en lo interno del chavismo, es necesario rescatar esa lucha ética, que es la lucha por el buen el vivir, por la superación de las contradicciones propias de la sociedad
capitalista y en nuestro caso el agotamiento del rentismo petrolero que tanto daño nos está haciendo a la revolución bolivariana, por lo que vamos con dignidad a la economía productiva socialista bolivariana como lo planteamos en la Rebelión Cívico Militar  del 4F y hoy lo asume nuestro Presidente Maduro.

En este momento de amenaza capital es urgente rescatar ese sentido ético del legado ideológico del pensamiento bolivariano socialista de Chávez y el 4F.

Hoy, después de 25 años reafirmamos con nuestro profundo convencimiento que:  El 4 de Febrero de 1992 fue un acto de rebelión sublime de una pléya de jóvenes militares al lado de los civiles que irrumpieron contra el sistema neoliberal y fondo monetarista que hundía al país en el hambre, la miseria, la corrupción y el barraganato”,  hoy a 25 años de la Rebelión Cívico- Militar en la que participe  junto a actores políticos que  prosiguen una lucha restauradora y libertadora de nuestra Patria, reafirmamos el compromiso de lucha del legado de los Comandantes del 4F.

El 4 de febrero de 1992 apreciados Compatriotas, Combatientes, Camaradas y Compañeros ocurrió una Insurrección Cívico-Militar que se desarrolló simultáneamente en las principales ciudades del centro-occidente del país. Además de los comandantes a cargo de las operaciones Hugo Chávez, Francisco Arias Cárdenas, Yoel Acosta Chirinos, Jesús Urdaneta y Miguel Ortiz Contreras, contando ellos con un gran grupo de jóvenes: Capitanes, Tenientes y Soldados, así como civiles comprometidos, sobre todo de los estados Zulia y Carabobo.

“Hoy gracias a esa experiencia y las muchas que he vivido, cada vez me apropio más, de ese pensamiento libertario, revolucionario, socialista y bolivariano del 4F, que nos une como Pueblo, al lado del Comandante Presidente Eterno Hugo Chávez Frías, que seguirá viviendo  por siempre”

La rebelión militar bolivariana forzó la agonía y muerte del Pacto de Punto Fijo que había comenzado en 1989, tras la explosión social ahogada con fuego y muerte por Carlos Andrés Pérez. Es por ello, que el 4F fue la gran clarinada para dar el paso años después a la Revolución Bolivariana, que hoy vivimos en tierras de Bolívar acompañados de las grandes mayorías de nuestro pueblo soberano que humildemente fue liderada por el Comandante Presidente Hugo Chávez Frías y hoy por el Presidente Nicolás Maduro, en momentos que el capitalismo atenta contra nuestra revolución.

Pero sepan que siempre habrá el huracán de un pueblo en Febrero rebelde, por ello Tenemos que recordar y conmemorar el significado de esta fecha que tiene para nosotros, así como, de todas esas luchas en la que los jóvenes han sido protagonistas a lo largo de la historia venezolana.

Hoy en nuestra Patria de Bolívar y Chávez  reafirmamos el compromiso del 4F, como expresión societaria en la Construcción del Socialismo por ahora y para siempre. La Insurgencia Militar del 4F, clamaba la no aplicación de modelos neoliberales ni fórmulas económicas fondomonetaristas en Venezuela donde se pueda  privilegiar a la burguesía capitalista pasando por encima del Pueblo, jamás volverán esas nefastas políticas y estamos seguros que saldremos de la crisis económica y seguiremos enrumbando a la Patria por la suprema felicidad.

Hoy Día de la Dignidad Nacional  insisto en que años después que el líder de la Revolución Bolivariana diera el primer paso para acabar con la miseria en la que tenían sumergido al pueblo los gobiernos de la Cuarta República, motivo suficiente para inspirar la rebelión cívico-militar, se celebra el Día de la Dignidad Nacional y se construye una nueva historia basada en los principios ideológicos del libertador Simón Bolívar, Francisco de Miranda, Ezequiel Zamora, Simón Rodríguez y Hugo Chávez Frías, que se manifiestan en beneficios directos para el pueblo venezolano, a través del Poder Popular, por ello reafirmamos nuestro compromiso bolivariano socialista, antiimperialistas y chavista para seguir construyendo Patria Libertaria por ahora y para siempre al lado del hijo de Chávez Presidente Nicolás Maduro..

Nos sumamos a tan noble causa convencidos que salíamos a una batalla por los ideales de la nueva patria y afianzamos en nuestras almas al  Cantautor Alí Primera, al panita,  cuando en una de sus canciones nos  decía que los que mueren por la vida no pueden llamarse muertos, es por ello que nosotros los profesores universitarios y a los alumnos que estábamos activos en aquel entonces en el estado Zulia, salimos a batallar con el comandante Arias Cárdenas y otros jóvenes militares, para defender el pensamiento libertario, revolucionario, socialista y bolivariano, fuimos convencidos que se estaba abriendo una nueva alameda en el porvenir de la Patria.

En el Zulia  la rebelión fue conducida por el Comandante Francisco Arias Cárdenas, comandante del grupo de artillería misilística “José Tadeo Monagas”, el cual tomó a la medianoche del 3 de febrero la Residencia Oficial de Oswaldo Álvarez Paz, Gobernador del estado Zulia, quien se encontraba borracho y luego de unas horas se pudo restablecer, para ese entonces el Comandante Arias se proclamó Gobernador Militar de la región, comunicando a través de la radio los motivos y razones de la insurgencia.

Además se lograron tomar los principales puntos en la región entre ellos: el puente sobre el Lago de Maracaibo, el Cuartel Libertador, los Destacamentos 33 y 35 de la Guardia Nacional, el Cuartel de Patrulleros de la Policía del Estado, la sede de la Disip, las  instalaciones petroleras de la Costa Oriental del Lago, y el canal 11 de Tv Niños Cantores del Zulia.

La rebelión en Aragua y Carabobo: En Maracay, al mando del Teniente Coronel Jesús Urdaneta Hernández y del Teniente Coronel Jesús Ortiz Contreras, se sublevaron 3 batallones de la 41ª Brigada de Infantería Paracaidista, el Batallón “García de Sena” y el Batallón de Cazadores “General Vásquez”. Los combates de mayor intensidad ocurrieron en el Cuartel Páez, a dos cuadras del Palacio de Gobierno, en el Cuartel La Placera y en la base Libertador. Los rebeldes no lograron tomar la base ni apropiarse de los aviones.

En la guarnición de Valencia se movilizaron el Batallón Blindado “Pedro León Torres”, el grupo de Artillería de Campaña Lara, el batallón de apoyo “José G. Lugo”, la Compañía de Comunicaciones y una Compañía de Honor. Durante unas 15 horas, los “insurrectos” como fueron llamados, tomaron puntos estratégicos como el Comando Regional N° 2 de la Guardia Nacional.

La sangrienta retoma del Palacio de Miraflores por parte de tropas del gobierno, a las 4:00 am, y el escape de Pérez, determinaron el fracaso de la operación, cuyo eje era la toma del centro del poder político.

En la mayor parte del país, incluso en Caracas y sus alrededores, existía una gran confusión informativa y los rebeldes no tenían forma de comunicarse con la población en general; las únicas informaciones disponibles venían del gobierno y  de la televisión privada.

Para evitar un desenlace sangriento, como los ocurridos décadas atrás en Barcelona y Carúpano, se entregó Comandante Hugo Chávez Frías. Convirtiéndose esa  derrota militar en una histórica victoria política de corto y largo plazo.

Como lo afirman algunos estudiosos de proceso histórico “El mismo 4F, y como parte de las condiciones de la rendición, se transmitió un mensaje de Hugo Chávez, cuyo propósito era reconocer el fracaso del movimiento insurgente y desmovilizar las fuerzas del Zulia, Aragua y Carabobo, a fin de evitar un mayor derramamiento de sangre. Pero al darle la libertad al líder de la insurgencia para expresarse sin que sus palabras fueran previamente grabadas y editadas, éste dio un mensaje de importantes consecuencias políticas. Saludó con calma a los venezolanos, se identificó como “el Comandante Chávez”, felicitó en los mejores términos a sus subordinados, reconoció la derrota “por ahora” del movimiento rebelde, asumió su responsabilidad en el alzamiento, se refirió a la posibilidad de “nuevas situaciones” para encaminar al país a un futuro mejor y entró en el imaginario colectivo presentando su insurgencia como bolivariana, es decir bajo los principios del Libertador Simón Bolívar”.

Como no recordar aquellas valientes palabras: “En primer lugar quiero dar los buenos días a todo el pueblo de Venezuela” (…) “Compañeros: lamentablemente, por ahora, los objetivos que nos planteamos no fueron logrados en la ciudad capital; es decir, nosotros aquí en Caracas no logramos controlar el poder” (…) “vendrán nuevas situaciones. El país tiene que enrumbarse definitivamente hacia un camino mejor”.

De esta manera se convirtió, en pocos segundos, en el rostro y la voz más conocida de Venezuela en las dos décadas siguientes y quedó en evidencia que el “liderazgo” político y militar Puntofijista cometió uno de los errores políticos más importantes de la historia moderna de Venezuela.

Hoy podemos afirmar en este escenario libertario del pueblo Venezolano que el siglo XXI representa el avanzar de la revolución en América Latina y todo el mundo, aquel 4 de febrero fue necesario, porque se dio el gobierno del Poder Popular, por eso desde estas calles irredenta, obrera, estudiantil, deportiva, industrial, trabajadora, profesional y de la Cultura popular acompañamos a nuestro proceso revolucionario bolivariano socialista  y le decimos que esta lucha continua en victorias tras victorias, a pesar del revés del 6D del 2015 y, que jamás volverán los apátridas, los fondomonetaristas e imperialistas, por ello hoy debemos apoyar con fuerza y gallardía las decisiones que debe tomar nuestro Gobierno para relanzar el Proceso Revolucionario.

El sueño de Bolívar era una Gran Colombia sin dominios extranjeros, el libre desenvolvimiento de sus pobladores, con derechos,  garantías y  justas equitativas. Esa eran también las ideas y el sueño  de Chávez y lo podemos ver en el Libro Azul, fundamentado en el árbol de las tres raíces, sueño en el cual enmarcaba el Plan de  la Patria, sueño histórico de la américa meridional,  ahora en la actualidad debemos reafirmarlo, porque hay,  aún  mucho camino que recorrer y unas de las metas para este Siglo XXI es el  cambiando el paradigma de dominación por el de autodeterminación de los pueblos  de  nuestra América, convencidos que solo la unidad es el camino correcto de pensamiento bolivariano y chavista para la humanidad.

Agradeciendo nuevamente esta oportunidad para estas reflexiones y reafirmando el compromiso que tenemos con el 4F y con el legado del Comandante Chávez, es hora que debemos reorientar como Estado la liquidez monetaria hacia la economía productiva, es decir romper con el modelo rentista, debemos ir hacia una nueva política económica bolivariana socialista, debemos reimpulsar las Zonas económicas especiales y las Zonas industriales del país, que la crisis sea una oportunidad para el desarrollo, para los retos, el socialismo es la salida, el capitalismo es la barbarie y en ello acompañamos a nuestro proceso revolucionado hoy liderado por el Presidente Obrero Nicolás Maduro para seguir venciendo y construyendo el sueño libertario de la Patria.

Culmino citando a un buen amigo historiador y revolucionario como lo es  Juan Romero que nos acompañó siendo estudiante en el 4F  en su reflexión sobre  esta gesta histórica… “Hoy se debe insistir en el punto de no retorno a las formas conciliadoras de la democracia liberal y ello solo es posible desde el impulso creador del poder popular, un poder popular que debe deslastrarse de la subordinación al poder constituido, pues las lógicas burocráticas y reformistas, son parte sustancial del sentido del Estado Liberal y rentista, que aún persiste. Las contradicciones surgidas son profundas, y solo el impulso liberador de ese pueblo organizado y movilizado, puede limitar, denunciar y superar al reformismo pragmático y ortodoxo, que está prevaleciendo lentamente dentro del chavismo y que representa un mayor peligro, que la propia derecha histórica, por su carácter solapadamente –pero decididamente-  anti-democrático”.

Que a 25 años del 4F volvamos al huracán que desencadenó nuestra rebelión aquel 4 de febrero de 1992, que sea ese el norte en la construcción de la democracia bolivariana socialista por ahora y para siempre. Viva el 4F Camaradas, Amigos, Compatriotas…La Patria sigue y siempre con Chávez!!! Hasta la Victoria Siempre…!!!

***Prof. Temístocles Cabezas Morales

Profesor de la Universidad del Zulia (LUZ)

Participante en la Rebelión Cívico Militar del 4F

Coordinador de la Cátedra Libre Simón Bolívar de LUZ

Jefe de la Cátedra de Historia de América y el Caribe

Ex Alcalde Bolivariano del Municipio Valera del Estado Trujillo

Militante de PSUV

Febrero 2017