Gestión

15.mar.2017 / 07:42 am

jesus

Gerard Massari/CNP: 20.452

Prensa PCV.-

“La aguerrida lucha, fraguada por la clase trabajadora del ayuntamiento valerano, traducida ésta en principios, justicia, dignidad, moral y fuerza social, creó un precedente, al propinar un duro golpe, a la arrogancia, prepotencia, ineptitud e indolencia, del alcalde José Karkom; quien al morder el polvo de la derrota, no le quedó de otra, que pedir cacao, al gobernador G/J Henry Rangel Silva”.

El criterio en cuestión, concierne al legislador Jesús Abreu, vicepresidente del Consejo Legislativo del estado Trujillo (Clet) y secretario Regional del Partido Comunista de Venezuela (PCV); quien sostiene, que al agresivo accionar emprendido durante la primera fase del “Plan de Desarrollo Integral de Abordaje a la Ciudad de Valera”, terminó de desmoronar en términos gerenciales y políticos, al referido corregidor.

“Para nadie es un secreto, que el señor Karkom, deambula, al mismo tiempo que desoja la margarita, al verse hundido en su más profundo fracaso, en tal sentido, es lamentable, para los electores que depositaron su voto de confianza, en este personaje, que hoy día, se vean defraudados ante tanta incompetencia. ¡Qué pena que los valeranos, tengan este alcalde!”.

-En días pasados, el citado burgomaestre, afirmó que estaría dispuesto a conversar con el Ejecutivo Regional, en pro de solventar la situación que padecen los trabajadores del ente local ¿Cuál es su lectura al respecto?

-Sencillamente, como señalaba al principio, este ciudadano fracasó en varios aspectos, como alcalde, gerente y político, tal es así, que dicen las malas lenguas, que ni en la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), lo quieren, de ahí que no me extrañaría, que de darse una conversación con el premier de la región, este individuo le solicite, que lo incorpore a las filas del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv), dado que carece de vergüenza y se han visto casos.

MUD sin dirección 

En otro orden de ideas, el parlamentario aseguró, que desde el seno de la oposición, impera la discusión por definir quién debe asumir el liderazgo, y no la atención de sus militantes. “En la militancia de la Mesa de la Ultraderecha,ALBERGA una gran decepción, la dirección está muy cuestionada” al pretender que la base opositora salga a la calle, mientras sus principales cabecillas están ausentes y desligados de su gente”.

Fuente: www.trujilloenlinea.com.ve