Gestión

16.jun.2017 / 11:23 am

Por: Gian Carlo Di Martino

di martino

 

La experiencia en estos dos meses de terrorismo opositor nos hace estar atentos a los “líderes” violentos de la MUD, esos mismos que aparte de provocar unos 67 muertos, tienen la frialdad de contarlos todos los días por la prensa como si fueran racimos de plátanos.

Hay que estar vigilantes, advierto, porque cabecillas de bandas delictivas como Julio Borges, Capriles Radonski, Manuel Rosales, Freddy Guevara, Ramos Allup, Miguel Pizarro, Juan Requesens, han demostrado lo suficiente su capacidad y desmesura criminal.

Y en el caso de Zulia, ya revoltosos como Juan Pablo Guanipa, indicaron que no permitirán la Constituyente diciendo que el día de las elecciones convocarán a la gente a cada centro electoral, en una especie de barricada humana, para que los que quieran paz y justicia no puedan votar.

El presidente obrero Nicolás Maduro en vista de tal situación, de inmediato ordenó al ministro de la Defensa, general Vladimir Padrino López, activar el Plan de República; pero ahora corresponde a todos nosotros -me refiero a los que apoyamos la Constituyente- a colaborar con el Mandatario Nacional, a estar pendientes de las instrucciones del máximo líder de la revolución bolivariana, que llama a la unión cívico militar. No nos podemos dejar arrebatar la Patria que nos dejó El Gigante Chávez.

Con respecto del llamado de Juan Pablo Guanipa, les paso a explicar quién es este individuo. Este sujeto siempre ha sido un candidato de Primero Justicia a la Alcaldía de Maracaibo fracasado, ampliamente conocido por presentarse como un aspirante feroz, con todas las posibilidades de triunfo, tan sólo por ponerle un precio elevado a su campaña electoral, para vendérsela al paraco Manuel Rosales y darle el triunfo a Eveling Trejo de Rosales.

De hecho, en los procesos electorales donde participa Un Nuevo Tiempo, son famosos los maletines repletos de dinero en efectivo de Ciro Belloso, brazo derecho del exconvicto, que, por cierto, está escondido después que mató a puñaladas a su cuñado, precisamente por esos líos de plata que se originaron entre la gente que rodea al ladrón de Rosales, después que este acusado de corrupción se fugara del país y dejara todos sus bienes en manos de terceros.

Guanipa, en el fondo, es un candidato sumiso, derrotado antes de lanzarse en campaña, pero actualmente cree que le llegó el chance de ser gobernador del Zulia y, al parecer, no le quiere bajar la cerviz a Manuel Rosales. Y el exconvicto acostumbrado a pisotearlo se siente superior.

Tal situación ha generado una dura competencia entre este par de facinerosos, en la que se disputan quién es más violento; así un día hace uno una convocatoria y al siguiente el otro o los otros, en el caso de Rosales tengo que hablar en plural porque con este paraco participa su esposa Eveling Trejo, quien financia la acciones terroristas y vandálicas de UNT con el dinero de los trabajadores de la Alcaldía de Maracaibo.

De esa forma mantienen la ciudad encendida. Y en esa disputa, Juan Pablo Guanipa anunció por la prensa bloquear los centros electorales con barricadas de personas y, ante semejante locura; no se puede descartar que Rosales y Eveling promuevan otras acciones más terroristas todavía, para no dejarse quitar el protagonismo de la violencia en un momento tan decisivo políticamente, como la fecha de los comicios de la Constituyente.

Al día de hoy, y eso lo sabe Venezuela entera que la padece, todas las promesas terroristas que hace la oposición las ejecuta, de allí que llamo a no cometer errores y a estar alerta a las órdenes del presidente Maduro, no se descarta que esa gente envalentonada intente cualquier disparate.

Con Maduro victorioso ¡Constituyente ya!

 Fuente: www.aporrea.org