Gestión

23.ene.2018 / 10:39 am

Tras los hechos 23 de enero de 1958, los partidos y movimientos de izquierda fueron perseguidos y reprimidos por el nuevo gobierno.

23_de_enero_de_1958_4.jpg_1107966057

Este 23 de enero se cumplen 60 años de la caída del dictador Marcos Pérez Jiménez, evento significativo en la historia contemporánea de Venezuela.

Con el fin de la dictadura se abrió una nueva etapa en la historia política venezolana, conocida como “la cuarta república”  y que llevaría a la consolidación de los partidos Acción Democrática (AD) el Partido Socialcristiano Copei y la Unión Republicana Democrática (URD).

Los movimientos sociales de izquierda y el Partido Comunista de Venezuela (PCV) también tuvieron un papel protagónico para derrocar la dictadura.

La izquierda perseguida

En entrevista para teleSUR el historiador de la Universidad Bolivariana de Venezuela, Luis Enrique García explicó que la historia ha tratado de acomodar el triunfo del 23 de enero a favor de URD, AD y Copei, dejando por fuera la participación de los movimientos de izquierda, quienes venían luchando contra la dictadura de Pérez Jiménez.

“Los sectores más pujantes de la sociedad venezolana quedaron aislados y se formó esa llamada triada que se consolida bajo esa figura del pacto de Punto Fijo”, agregó.

>> ¿Qué pasó en Venezuela el 23 de enero de 1958?

Tras la firma del pacto se inició una campaña de persecución, represión y asesinatos a líderes sociales como Fabricio Ojeda.

“En esta oportunidad se hace de una manera muy sublime, pero muy contundente, es decir, personajes como Fabricio Ojeda que era el jefe de la resistencia civil, quien tenía un protagonismo porque además era el presidente de la junta patriótica, quedó execrado, así como los seguidores del partido comunista”, explicó García.

García comento que el llamado pacto de Punto Fijo o gobernabilidad no fue más que la traducción del consenso de Washington de 1960.

23_de_enero_de_1958_2.jpg_1168965471

El significado del 23 de enero

Para  Luis Enrique García, la caída de Marco Pérez Jiménez significó para el pueblo venezolano “la naciente esperanza de un país, que reclamaba pues un marco de libertades, un abanico de libertades públicas, libertades sociales que le permitiera tener una mirada distinta a lo que había sido la férrea dictadura de Marcos Pérez Jiménez”.

Luis García explicó que el 23 de enero de 1958 fue la cima de las luchas populares para poner fin al régimen perejimenista y añadió que los partidos políticos de derecha de aquella época se tomaronpara ellos la victoria popular.

García aseguró que los movimientos y grupos sociales de la actualidad tienen su naciemiento en aquellos sectores populares que fueron execrados por los partidos políticos tras la victoria popular de 1958.

La vigencia del 23 de enero

Luis Enrique García afirmó que con la llegada de la Revolución Bolivariana se ha rescatado parte del espíritu social del 23 de enero de 1958, es decir, de darle voz y participación al pueblo.

De acuerdo al entrevistado cuando el pueblo venezolano se alzó contra Marcos Pérez Jiménez  lo hizo bajo los ideales de libertad e igualdad. Para García la Revolución Bolivariana recoge las banderas que llevaron al 23 de enero de 1958.

Por último el historiador Luis García destacó que al ser la Constitución venezolana participativa y protagónica “ya da un paso importante para que ese pueblo que fue negado que fue oculto, que fue execrado tenga voz, es decir, darle voz a lo que no tienen voz eso en principio fue una de las matrices o de las premisas que se olvidaron el 23 de enero”.

Fuente: www.telesurtv.net