Opinión

18.dic.2008 / 08:22 am

temistocles-cabezas-alcalde-de-valera.jpgescrito por Luis González* /Diario de Los Andes-Trujillo
jueves, 18 de diciembre de 2008
El nuevo Alcalde de la Ciudad, profesor Temístocles Cabezas Morales afirmó en forma enfática y tajante, “mi gobierno no es la prolongación de un proceso electoral en el día de hoy” para completar con un llamado a la unidad dentro de la diversidad a fin de que haya una confluencia de “puntos de encuentro”.

El la sesión del Concejo Municipal de antier martes, presidida por el concejal Gerardo Torrealba, estuvo presente el nuevo Alcalde de la Ciudad, profesor Temístocles Cabezas Morales, quien, de acuerdo con la ley, fue juramentado por el cuerpo edilicio. Por cierto, Cabezas, durante una larga exposición que hizo sobre la transformación de Valera, hoy batida por gravísimos problemas, cuya solución requiere de elevadas inversiones y un cambio de mentalidad por completo en la ciudad para que se incorpore a esa ardua y colectiva labor, dio un paso importante hacia la reconciliación al señalar, en forma enfática y tajante, “mi gobierno no es la prolongación de un proceso electoral en el día de hoy” para completar con un llamado a la unidad dentro de la diversidad a fin de que haya una confluencia de “puntos de encuentro”.

Nos parece saludable ese rasgo de la nueva política del Alcalde que le de fin – pasadas las elecciones del 23N – a las confrontaciones que le pudieran irrogar debilidades al gobierno que deben construir, al alimón, el poder ejecutivo del Alcalde y el legislativo del Concejo, dadas las magnitudes de la complejidad de los retos que reclama Valera, enormes como Torres de Babel. Temístocles, como se le llama coloquialmente, anunció una línea de acción, de trabajo intenso, donde todos deben poner “un camión de arena”, no al clásico “granito” de arena. Lo denominó “Proyectos Valera en el siglo XXI para el que cuenta con un equipo de técnicos que le darán realidad a partir de enero del 2009 para el que solicitó la mayor sindéresis, apartar la diatriba cotidiana y convertir la política en una acto de pedagogía, sin que ello impida las diferencias, pero con nobleza y llamó al “encuentro por la grandeza” a fin de que el municipio “sea una tacita de oro”, pues, derrotado el chisme, aspiramos a saltos “Cualitativos y cuantitativos”. A través de la construcción de las comunas como ejes de gobierno, pues tendremos una Alcaldía comunitaria, con consejos comunales de gran presencia.

Las cooperativas para el reciclaje de basura

Los funcionarios públicos no han de verse como tales, sino como “servidores públicos”, que sientan amor por la ciudad, por el nuevo municipio comunitario a fin de que se le abran espacios “a la Valera bonita del siglo XXI”.

Esbozó lo complejo del problema de la basura y que a partir de enero, a través de cooperativas manejadas por los vecinos, se formarán empresas para el reciclaje. Igualmente, los nuevos camiones del aseo urbano estarán en manos de la comunidad. Señaló que le presupuesto del 2009 será manejado con equidad, y transparencia. Hoy mismo sale para Caracas el Alcalde y una comisión de concejales y asesores a fin de solicitar recursos financieros ante las instancias del alto gobierno. se gestiona con Pedevesa el servicio del gas para los hogares y las industrias de Valera.

La nostalgia lo hizo recorrer los pasos de la crónica familiar en la Valera de 1950, cuando su padre, un exiliado de las guerras del Sur, emigró a esta ciudad donde trabajara como sastre, se casa con una betijoqueña y formara parte de los fundadores del team de béisbol Los Indios, cuya sede era una esquina local: la Esquina Caliente, hoy desaparecida cuando la gente ha ido perdiendo el sentido y valor de la conversa, como en la polis griega, cuyas calles, muros, avenidas y parques fueron sitio para los encuentros y la recreación sana y familiar.

Universo en Crisis

En este universo en crisis, como el actual, es necesario y urgente que el hombre del común eche a volar su imaginación y su voluntad para construir respuestas para el mundo de la esperanza que se avizora.

*Cronista de la ciudad